Aprende con nuestro curso de socialización de cachorro

La socialización de cachorros posiblemente sea el proceso más importante en la vida del perro.

COMO SOCIALIZAR A UN CACHORRO

VALORACIÓNES

Os vamos a desvelar un truco que os va a permitir que cuando vuestro perro se haya visto impactado o le haya ocurrido un evento traumático podáis utilizarlo para que descienda todo el impacto que va a generar a nivel psicológico. 


Ahora sí vamos a hablar de los 5 ERRORES que no tenéis que cometer en caso de que vayáis a socializar a vuestro perro.


Lo primero que tenéis que saber es ¿qué es la socialización?, la mayoría de vosotros pensáis, o muchas personas piensan que la socialización es sacar al perro a la calle o juntarlo con otros perros, pero realmente la socialización es algo distinta.


Entonces la socialización tiene que ver en cuanto a que el perro pueda conocer todos los estímulos a los que se va a enfrentar en el futuro. Necesitamos que el perro en esa etapa que está atravesando pueda conocer aquellos estímulos a los que se va a enfrentar, por estímulos tenemos que entender que son, perros, personas, coches, ruidos… un poco de todo lo que se vaya a encontrar en su día a día, esto sería la socialización.

Errores al socializar perros

La socialización es una etapa muy bien marcada y muy bien definida que tiene que ver con una habituación a determinados estímulos, es importante que tengáis claro lo que es, para no cometer errores.

Entonces, la socialización no tiene que ver con juntar a nuestro perro con otros perros y ya está, o sacar simplemente el perro a la calle, tiene que ver, repito, en cuanto a una habituación a todos los estímulos que se va a encontrar en un futuro. Tenemos que entender que la socialización de un perro que vive en el campo es totalmente distinta a la de un perro que vive en la ciudad. ¿Estaría bien tener un perro que tenga una socialización muy amplia y que pudiese estar en cualquier entorno? sí, pero en muchas ocasiones se complica un poco. Si tenemos un perro con el que vamos a estar conviviendo en el campo tenemos que intentar habituarlo a todos los estímulos que tengamos allí. Si vivimos en una granja y tenemos un tractor, animales…. hay que habituarle al ruido del tractor y a los animales. Si tenemos la oportunidad de hacer una socialización amplia va a ser mucho mejor, tanto en ciudad como en el campo.

  • El primer error: que debemos evitar socializar a nuestro perro demasiado tarde, no podemos socializar a nuestro perro a partir de los tres meses y medio. Quiero decir, que si tenemos un perro que por cualquier circunstancia nos llega con esa edad, o un poco más avanzado, no os preocupéis, todavía podemos socializar, pero si podemos hacerlo antes es mucho más efectivo.

¿Cuándo sería la edad a la que podríamos empezar a socializar de forma correcta y efectiva a nuestro perro? pues cuando llega a casa, que debería

ser entre la 9ª y 10ª semana de vida, a partir de ahí podríamos empezar la socialización con nuestro perro, y hasta los tres meses y medio vas a

disponer de un periodo muy efectivo en la socialización, siempre que se haga de la manera correcta. Si empezamos a partir de los tres meses y medio

va a ser demasiado tarde, si ocurre porque no hay más remedio pues empezamos aquí, seguramente nos cueste un poquito más pero se terminará

socializando, recuerda, si podemos hacerlo antes es mucho mejor, es importante no dejar todo este periodo de tiempo porque

la etapa se acaba. La socialización tiene una vida útil muy concreta, así que si la rebasamos no va a ser igual de efectiva que si lo hacemos en la

edad idónea.

  • El segundo error: que tenemos que evitar es juntar a nuestro perro solo con perros, la socialización como ya he contado no solo es juntar perros con perros. Tengo muchas llamadas de gente que intenta socializar a su perro fuera de tiempo, pero es que además lo hacen cuando ya tienen un perro con agresividad y me dicen: ¨es que quiero socializarlo¨. Esto ya no es un problema de socialización, quiero decir, en origen puede que sea un problema de socialización, pero lo que tenemos es un perro que o bien tiene agresividad o reactividad. Hay que trabajar ese tipo de cosas, es importante que tengamos muy en cuenta que la socialización no es juntar un perro con perros. Si tenemos un perro y lo queremos juntar con diez perros diferentes, uno negro, uno blanco, otro de pelo corto, otro de pelo largo…. eso nos va a garantizar una socialización muy buena, si estas experiencias son buenas nos va a aportar mucho. En cambio, si tenemos que realizar una socialización con perros y se terminan generando malas experiencias con otros perros, esta socialización va a ser mucho peor, aunque se haya expuesto a 100 perros distintos, más vale darle 10 experiencias de calidad, que no 50 buenas y 50 malas. Al fin y al cabo de lo que se trata es de no dar malas experiencias al perro en la etapa de socialización, porque ¿que os había dicho? se tiene que habituar a todos los estímulos a los que se va a enfrentar en un futuro, si se va a enfrentar a esta estimulación que son otros perros, no puede tenerles miedo, tiene que ser una experiencia positiva. No tenemos que intentar dar mucha variedad y con muchos ejemplares, porque en este caso, nos va a aportar mucho más, dar menos ejemplares, menos variedad, pero que las experiencias sean positivas.
  • Tercer error: que debemos evitar exponer a vuestro perro a un estímulo cuya intensidad sea muy alta, si hacemos esto no se va a poder habituar al estímulo, pero es más, lo vamos a dejar marcado, seguramente se quede sensibilizado. ¿Cómo podríamos reconocer un exceso de intensidad en cuanto al estímulo al que le intentamos exponer? pues muy fácil, entendiendo el lenguaje corporal en perros. Fijaros, en el curso que tenemos de socialización hemos creado un curso paralelo, que está diseñado para poder distinguir las señales que nos interesan y por eso siempre socialización va junto con señales, porque esas señales nos van a permitir saber cuándo nos estamos excediendo en la intensidad. Normalmente van a ser de dos tipos, por un lado tenemos señales de estrés y por otro lado tenemos señales de apaciguamiento. Las señales de apaciguamiento las van a emitir con otros seres vivos, las señales de estrés las van a emitir con otros seres vivos pero también en situaciones donde no haya seres vivos. Si sabemos reconocer esos dos tipos de señales, vamos a saber cuándo nuestro perro se siente incómodo. Es por ello que en el curso que nosotros hacemos lleva incluido el curso señales, porque si no, sería imposible realizar una buena socialización. Tenemos que conocer bien los procesos, pero a parte de esto necesitamos tener información que nos diga cuando nuestro perro se está sintiendo incómodo con la situación, entonces, conociendo las señales de estrés y las señales de apaciguamiento vamos a tener una información muy valiosa para reconocer que nos estamos pasando con la intensidad a la que estamos exponiendo al bicho. Curso socialización.
  • El cuarto error: que no tenemos que cometer es juntar a nuestro cachorro con perros adultos, a no ser que tengamos garantías absolutas de que estos perros se van a saber comportar con nuestro cachorro. ¿Podemos juntar a nuestro cachorro con perros adultos? sí, siempre y cuando nuestro cachorro no corra ningún riesgo, y por riesgo quiero decir que no queremos que el cachorro salga con una mala experiencia, entonces si que valen los perros adultos, pero tienen que ser perros que estén muy bien seleccionados para que tengamos las garantías de que no vamos a darle a nuestro cachorro una mala experiencia.
  • El quinto error: que no debemos cometer con nuestro cachorro, no podemos dejar que otro perro abuse de él,aunque ese otro perro sea un cachorro. Es importante que no dejemos que nuestro perro tenga malas experiencias, no nos cansamos de repetir este tipo de cosas, no podemos darle malas experiencias a nuestro perro. Algo que os vais a encontrar en muchas ocasiones cuando vais a sacar a vuestro perro para que se pueda relacionar con otros perros, en este caso imaginar que son cachorros, que hay personas que tienen perros que son un poco más abusones, y esos perros más abusones terminan abusando de nuestro perro, en estos casos se suele decir por parte de la persona que tiene el perro abusón, ¨déjales que entre ellos se van a entender¨, no podemos dejar que esto ocurra, no podemos dejar que ningún perro abuse del nuestro, aunque sea otro cachorro.  A partir de ahí, si lo permitimos es muy fácil que después en un futuro empiece a tener problemas de comportamiento con otros perros.

Bien, ya hemos llegado a la parte donde os desvelamos el truco que os comentamos al principio, que era para que en caso de que vuestros perros hayan tenido un evento traumático podamos aplicarlo y que de esa manera no se queden tan impactados, o directamente que no se queden impactados. Antes de nada deciros que deberíais comentarlo todo con el veterinario, menos la última parte. Vamos a dar tres consejos, dos de ellos hay que consultarlos con el veterinario.


Si tenemos un perro que ha tenido una mala experiencia con otro perro y queremos reducir el impacto de esto, podríamos aplicar una sedación, esta sedación evidentemente la tiene que aplicar un veterinario. Dentro de lo que sería la sedación hay muchos veterinarios a los que les va a sonar a cuento chino porque seguramente lo desconocen, realmente tiene unos beneficios muy importantes en cuanto a que no deje huella una mala experiencia. Si por lo que sea nuestro veterinario no accede a sedar o nosotros directamente no queremos sedarlo, podríamos recurrir a dar valeriana en altas dosis. Recordar que cuando hablamos de eventos traumáticos son eventos duros para el perro, no donde el perro se ha asustado un poco sino donde la experiencia ha sido muy traumática.

La valeriana a altas dosis hay que consultarla también con el veterinario, ni se os ocurra dar nada antes de consultarlo con él, que es el que tiene el historial de vuestro perro. Si esto ocurre podemos aplicarlo siempre y cuando las mucosas del perro no estén pálidas, porque podría haber un problema de presión arterial baja.

La tercera cosa que es un poco menos efectiva pero que se puede hacer en cualquier caso, es aplicar activación mental en los perros, ¿cómo puede ser la activación mental? pueden ser paseos largos, realizar trabajos de obediencia o de olfato, todo lo que tenga que ver con trabajo mental.. Dar mucho trabajo de este tipo nos va a permitir que el trauma deje menos residuo.

CINCO CONSEJOS PARA LA SOCIALIZACIÓN

  • El primer consejo: Para una buena socialización saca a tu perro a la calle a partir de la 10ª semana de vida, pero debes tener en cuenta que una vez lo saques a la calle debes evitar los focos de infección, con esto te quiero decir que evites zonas donde haya pis de otros perros y también heces. Los parques para perros, también conocidos como pipican están llenos de excrementos, así que ni se te ocurra llevar allí a tu cachorro.


Normalmente los veterinarios que no son comportamentalistas te dirán que no saques a tu perro a la calle, desde el punto de vista del veterinario es lo ideal, ellos miran por su salud, sin embargo existe un periodo muy crítico para poder socializar a tu cachorro, concretamente desde la 3ª semana de vida hasta la semana 14 sería el momento ideal para realizar una buena socialización. Si decides hacerle caso debes saber que hay riesgos incluso si tu perro no sale a la calle, así que para evitar esos riesgos dentro de casa deberás cambiarte de ropa cada vez que vengas de la calle y sobre todo de calzado. Tienes que tener en cuenta que no flotas y cuando vas andando por la calle puedes traerte los virus que estás intentando evitar. Además te diría que tengas especial cuidado en el veterinario, antes de ir llama y pide información acerca de si tienen una sala especializada para atender cachorros, que estén libres de virus que pueden ser mortales para el cachorro.

De nada sirve que le prives a tu perro de una buena socialización si después no te cambias de ropa y de zapatos, y además vas al veterinario cuando esta semana han atendido a 20 cachorros con parvovirus. Puede que tu veterinario tenga una sala especial y desinfectada con cada cachorro atendido, pero normalmente no es así, e incluso las instalaciones no permiten una buena desinfección, si a esto le sumas que ahí es donde van todos estos perros con todas estas enfermedades tan contagiosas que estas intentando evitar, empezarás a darte cuenta de que no podemos eliminar todos los riesgos, sino simplemente podemos reducir las probabilidades de que esto ocurra. 


Algún cliente hemos tenido que ha hecho caso al veterinario, y al final se ha terminado contagiando, el cachorro no salió de casa, así que como posibilidades de contagio hay: el tutor ha llevado el virus en su ropa o zapatillas, o el cachorro ha cogido el virus en la clínica veterinaria, pero es que además este cachorro que además se llama Virus ha generado muchos problemas derivados de una no socialización, dado que no se le empezó a expone a estímulos externos hasta los 5 meses de edad. 


Hay parte de la socialización que se puede hacer dentro de casa, y también hay alternativas para poder sacar al cachorro a la calle siempre que el tamaño lo permita, como por ejemplo sacarlo en brazos.

  • El segundo consejo: socializa a tu perro con todos los estímulos que puedas, sobre todo con aquellos estímulos a los que vaya a tener que hacer frente en su día a día, como por ejemplo: un ascensor, el coche, el sonido del timbre, perros adultos, cachorros etc…
  • El tercero: sería que lo hagas siempre de forma progresiva, es mucho mejor hacerlo de forma progresiva que no intentar avanzar demasiado rápido pudiendo generar el efecto contrario a la habituación, que es la sensibilización.
  • El cuarto: La sobre estimulación, no es necesario que lo hagas todo en el mismo día, ni en la misma sesión, principalmente debido a que cada vez que el perro conoce algo nuevo experimenta un pico de estrés, el estrés es acumulativo, y si lo fuerzas no solo es más probable que termina reaccionando a cada nueva cosa que conozca, sino que además tendrá un desgaste muy fuerte para el cachorro, así que ya sabes, poco a poco que a tiempo de sobra, con cada acción deja momentos de descanso para su recuperación.
  • El quinto: No sensibilices a tu cachorro, la sensibilización es el proceso contrario al que buscamos, básicamente lo que buscamos es una habituación. Cuando un cachorro se asusta de algo y cada vez que lo experimenta de nuevo se asusta, estaríamos hablando de una sensibilización, los tutores soléis decir; se ha quedado marcado, o traumatizado, en realidad es una sensibilización.

Para que se pueda habituar el perro tiene que percibir el estímulo, pero a unas intensidades lo suficientemente bajas para que no generen ninguna molestia que el perro no pueda soportar.


Aquí es donde puedes decir… ¿y cómo puede saber si la intensidad es lo suficientemente baja?, es muy sencillo, conociendo las señales de estrés y apaciguamiento, de esta forma el cachorro te va a marcar su límite, para ello tenemos un curso especializado en lenguaje canino que se llama señales. También puedes abrir apetito con los vídeos de lenguaje corporal en perros que tenemos en nuestro blog.

PROTOCOLOS DE REGALO PARA LA SOCIALIZACIÓN DE TU CACHORRO

  • Primer protocolo: Cuando vayas a exponer a tu perro a cualquier estímulo o situación, te recomendamos que enriquezcas previamente el entorno con premios, con esto no vayas a pensar que vas a distraer a tu cachorro de lo importante, porque no va a ser así, lo que va a ocurrir es que parte de la atención del cachorro va a estar puesta en los premios que hay esparcidos, de esta forma no le dará tanta importancia a la estimulación presente, además piensa que se establecen asociaciones positivas en esas interacciones.


  • Segundo protocolo: Cuando expongas a tu cachorro a una situación que sea muy dura para él, deberás sacar al cachorro de esa situación, pero no puedes hacerlo de cualquier forma, debes realizarlo de una forma un poco más sutil, o sea, no puedes tirar de la correa del perro, porque se pueden generar malas asociaciones junto con que una intervención de ese tipo lo pondría más nervioso. Debemos soltar premios para que los coja o si es necesario puedes dárselos en la boca directamente, pero no solo un premio, sino todos los que necesites, uno detrás de otro hasta retirar al cachorro de la situación que le está costando superar. 

ACCESORIOS PARA ANTES DE QUE EL PERRO LLEGUE A CASA

Te mostramos algunos de los accesorios más utilizados y vendidos de Amazon, por si tienes que viajar con tu perro.

BEDSURE SOFÁ – Cama tipo sofá para perros.

PECUTE – Comedero y bebedero para perros.

IEUUMLER – Alfombra olfativa para perros. Juego olfativo.

TAGLORY – Correa para perros de 1,2 metros de longitud.

DOCATGO- Pack de juguetes masticables. Nudos y cuerdas.

FERPLAST – Casa para perros al aire de resina termoplástica.

¿Me he Dejado Algo?

Si buscabas algo que no has encontrado en la lista puedes contactar y pedirnos que lo incluyamos, además si después de ver toda la información tienes alguna duda puedes mandarnos tu consulta a través de nuestro formulario de aquí abajo, te contestaremos enseguida.

Estamos aquí para ayudarte

Los email se contestan rápido, pero en ocasiones podemos tardar algo de tiempo en contestar, aunque no superarán las 24h. Si tienes alguna consulta urgente no te cortes, llámanos:

659 43 95 16.

Correo: Info@jescan.es

Telf: 659 43 95 16

Abrir chat
1
Hola soy Jesús 👋
¿En qué puedo ayudarte?